Nervios oprimidos, síndromes radiculares (síndrome álgico-vertebrógeno), disco herniado - Descripción y tratamiento

¿Tiene dolores de espalda? ¿Son dolores irradiados hacia las extremidades? Entonces podría ser un disco herniado y a causa de una opresión del nervio radicular por el disco herniado y otros cambios degenerativos de la columna surge el llamado síndrome radicular.

Nota:
No utilice este artículo ni ningún otro del internet para determinar un diagnóstico. Sólo un médico puede realizarlo. No posponga la visita al médico y busque una solución a su problema de salud a tiempo.

¿Está buscando solución para dolores, edemas e inflamación?
Ahora con la posibilidad de probar gratis la magnetoterapia Biomag 3D.
Probar
Disco herniado: descripción, terapia
Fotografía : Nervios oprimidos, síndromes radiculares (síndrome álgico-vertebrógeno), disco herniado

Descripción del disco herniado, nervios oprimidos y síndromes radiculares y las causas

La hernia discal consiste en la liberación de su parte interna en el canal espinal a través de una ruptura de la capa exterior. La parte liberada irrita o presiona sobre el nervio.

Cuando el disco herniado presiona sobre la raíz nerviosa, puede ser la causa de un dolor severo en la espalda. El dolor es acompañado por hormigueos y aumenta al toser, durante una actividad física o en una posición sentada mucho tiempo.

Debido al prolapso del disco intervertebral o de los osteofitos, o a otros cambios degenerativos en la columna vertebral que actúan sobre la raíz nerviosa, surgen síndromes radiculares.

Según el lugar de la opresión, la propagación del dolor varia y surge una serie de síndromes álgico-vertebrógenos. En otras palabras, un conjunto de síntomas dominados por dolores de espalda:

  • bloqueo agudo de la columna cervical (lumbago),
  • dolores crónicos de la columna cervical,
  • síndrome cervicocraneal (daño de la columna cervical con dolor irradiado hacia la cabeza),
  • síndrome cervicovestibular (la columna cervical bloqueada provoca mareos),
  • síndrome cervicobraquial (dolores en las extremidades superiores que se originan en la parte inferior de la columna cervical),
  • síndromes radiculares en la extremidad superior,
  • dolores en la columna torácica,
  • ciática,
  • dolor crónico en la columna lumbar,
  • síndromes radiculares en la extremidad inferior.

La causa principal del disco herniado es el desgaste gradual, debilidad y esfuerzo físico, a los que la columna está expuesta durante toda la vida.

Las causas del disco herniado también pueden ser:

  • poca actividad física,
  • esfuerzo excesivo de la columna vertebral durante el trabajo,
  • actividad deportiva inapropiada y excesiva.

Tratamiento del disco herniado, nervios oprimidos y síndromes radiculares cómo deshacerse de los dolores

Según los síntomas y causas del dolor, el médico elige métodos específicos de tratamiento.

En el estado agudo, es necesario guardar reposo en cama. Para aliviar el dolor se administran analgésicos y para relajar los músculos alrededor de la parte afectada de la columna vertebral, los miorrelajantes.

También se pueden aplicar inyecciones de corticosteroides. La parte de la columna vertebral afectada se fija temporalmente utilizando, por ejemplo, collar cervical o cinturón lumbar.

  • Desequilibrio muscular: Esfuerzo unilateral excesivo de los músculos.
  • Síndrome cervicocraneal: Daño de la columna cervical con dolor irradiado hacia la cabeza.
  • Síndrome cervicobraquial: Dolores en las extremidades superiores que se originan en la parte inferior de la columna cervical.
  • Síndrome cervicovestibular: La columna cervical bloqueada provoca mareos.

Para obtener un efecto más pronunciado en el alivio del dolor y la relajación muscular se utilizan técnicas de fisioterapia como la electroterapia, diatermia, magnetoterapia, ultrasonido, láser, etc., que restablecen el flujo sanguíneo y eliminan el edema, reduciendo así la opresión del nervio radicular y aliviando el dolor.

Una vez resuelto el estado agudo, se inicia la fisioterapia para restablecer desequilibrios musculares (esfuerzo unilateral excesivo de los músculos). Los estados graves, en los que falla el tratamiento conservador previo, de carácter permanente requieren cirugía.

Como parte del tratamiento fisioterapéutico complejo de algunos síntomas de la hernia discal, la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia desempeña un papel importante, ya que actúa exactamente sobre los síntomas que la mayoría de los pacientes sufren más, gracias a sus efectos analgésico, miorrelajante, curativo, regenerador y antiinflamatorio. Alivia el dolor, libera los espasmos musculares, reduce el edema y las complicaciones inflamatorias, así como mejora las condiciones metabólicas en los tejidos y estimula la curación aportando un alivio general.

La ventaja es la posibilidad de uso individual en un entorno de cuidado domiciliario que permite al paciente seguir con el tratamiento intensivo fuera de un centro sanitario.

Otra ventaja es la posibilidad de iniciar el tratamiento a tiempo cuando aparecen los primeros síntomas. Las aplicaciones diarias y a largo plazo son beneficiosas como mantenimiento del estado de salud.